Recepción de homenaje del Presidente de la JDM a los periodistas Daniel Steinfeld y Ángel Dangioliggio

Celebrado el 9 de abril de 2010

Área Legislativa - Departamento de Taquígrafos

 

SEÑOR PRESIDENTE DE LA JDM (Dari Mendiondo).- Buenas tardes.

            Hoy, en la Sala Juan Antonio Lavalleja, damos la bienvenida a dos periodistas con una larga trayectoria en su profesión y en la acción social y cultural. Me estoy refiriendo a “Tito” Dangiolillo y a Daniel Steinfeld. 

            A través de este reconocimiento queremos continuar con lo que es una práctica de esta Presidencia de la Junta Departamental, en el sentido de establecer una relación, un vínculo con toda la ciudad y sus ciudadanos.

            La semana pasada recibimos a todos los medios de comunicación barrial y zonal por primera vez en la Junta Departamental de Montevideo. Me refiero a esos que tienen voz pero que no son conocidos por su trabajo, gris y sacrificado, porque no hay canales de grandes financiaciones para ellos. En ese sentido, abrimos un debate con ellos y proseguimos con el criterio y con la idea de reflejar en lo posible nuestra realidad ciudadana a través de las organizaciones sociales, de sus personalidades, de sus protagonistas en lo sociológico y en el mundo de las artes y de las ideas. En función de ello hemos recibido aquí al señor Sánchez Padilla, por los 39 años de su programa en la vida nacional y por su ingreso en el libro Guinness. Hemos recibido aquí al general Francisco Wins, Presidente de la Comisión de Obras del Sanatorio Etchepare, quien realiza un trabajo honorario y de gran esfuerzo por la sociedad. En ese cuadro y con ese criterio también recibimos a estos dos periodistas, conocidos, amigos, gente que ha dado muchos años de su existencia para el trabajo ciudadano en Montevideo.

            Bienvenidos. Luego los invitaremos a visitar el despacho de la Presidencia y a firmar el libro de personalidades que asisten a la Junta Departamental de Montevideo, que fue iniciado por el doctor Tabaré Vázquez.

 

SEÑOR STEINFELD.- ¿Me permite, señor Presidente?

             En primer lugar voy a agradecer la invitación al Presidente de la Junta, Dari Mendiondo. Justamente nos hemos encontrado con él la semana pasada en una actividad que queremos mucho: la Semana Criolla del Prado. Al igual que todos los años, estuvimos trabajando en esa actividad organizada por la Intendencia de Montevideo, nos encontramos allí con Dari y fue cuando nos cursó la invitación. En lo personal estoy muy agradecido por el reconocimiento de la Junta.

            En mi caso no me voy a definir como periodista porque esa palabra para mí implica mucho; me puedo definir como locutor comercial y animador de espectáculos. De todas maneras reconozco y valoro mucho esta invitación en la tarde de hoy.

 

SEÑOR D’ANGIOLILLO.- ¿Me permite, señor Presidente?

             En principio doy mi agradecimiento al Presidente de la Junta Departamental, me voy a permitir decir “compañero” Dari Mendiondo, y a toda la gente que lo acompaña aquí por este recibimiento.

            En realidad hacía bastante tiempo que no nos encontrábamos con el señor Mendiondo y lo hicimos en un homenaje realizado por la Junta a un ex dirigente de Defensor en un callejón que había al lado de la Facultad de Ingeniería, que ahora es una de las tantas cosas recuperadas en estos nuevos tiempos. Allí establecimos una comunicación con Mendiondo; él es un luchador de tantos años y nos enteramos también de que se preocupa por la prensa barrial, ya que colabora en un medio de ese tipo. Nos unen lazos por esos hechos que nos vinculan a lo cotidiano y, yo diría, a lo popular.

            Yo tampoco me considero un periodista sino un comunicador social. Quería nuevamente agradecer, porque sin apoyo no sale nada adelante.

            Hoy tuvimos la oportunidad de presentar un libro de la Fundación Espínola Gómez, el artista plástico ‑ya fallecido‑ que creó el logo de la CNT. Aparte de lo lindo que es ese logo de la CNT, esa creación de Espínola Gómez tiene un simbolismo profundo: es una trenza, y si se tira de un lado solo se deshace, pero si se tira de las tres cuerdas que la componen, cada vez se trenza más y se une más. Es un ejemplo de lo que ha sido la CNT y ahora el PIT-CNT para el mundo. Menciono esto porque Dari Mendiondo conoce esa historia.

            Me considero un comunicador social, y voy a tener el placer y el orgullo de cumplir este 1º de mayo ‑en que los trabajadores convocan para las 14 horas en Agraciada y Uruguay, un día especial porque  cae sábado‑ 27 años como presentador de ese acto.

            Agradezco nuevamente este homenaje para mí y para Daniel, quienes cumplimos esta labor desde que nos citó la Intendencia en el primer gobierno de Tabaré Vázquez. Comenzamos con tareas en bailes, en espectáculos, y posteriormente se concretó esta locución en las Criollas, que nos hizo madurar como personas y como gente a la que le gusta trabajar al lado de la gente.

            Muchísimas gracias.

 

SEÑOR PRESIDENTE DE LA JDM (Mendiondo).- Creo que lo que hacen estos dos ilustres ciudadanos montevideanos como comunicadores sociales es un arte. Es un arte mantener un vínculo con la gente, ese lazo que sabe establecer el que informa, explica y habla con quien escucha.

¡Quisiera yo, como político, tener la voz de Daniel Steinfeld o la de “Tito” Dangiolillo! Como notarán, yo arrastro la erre; no dejo de mostrar mis raíces francesas y, fundamentalmente, de la frontera con el Brasil.

 

(Hilaridad)

 

______Realmente, atrás de cada una de estas dos personas hay mucha historia y muchas anécdotas, pero no es el momento de explayarnos en ellas. Estamos hablando de gente que trabajó y luchó mucho, junto con tantos otros compatriotas, para derrotar la dictadura. Ellos forman parte de la generación que encontró los caminos de ir de la mano y correr los riesgos necesarios para resistir la dictadura, mientras unos estaban en la cárcel de Punta Rieles y otros estábamos en la de Libertad. Aquí hay presos políticos, gente de la resistencia y gente que siempre estuvo ‑como es el caso del padre de la doctora Marta Vendrell, Raúl Vendrell, un gran amigo, dirigente sindical de FUECI, hijo de ferroviarios‑ desde el primer día en la lucha para resistir al régimen militar.

El pueblo uruguayo ha mostrado una fibra muy especial en sus tres variantes: el exilio, la cárcel y la resistencia. Ustedes son una expresión de esa resistencia nacional, fueron los que organizaron con la CNT y el PIT el famoso 1º de mayo de 1983.

Daniel Steinfeld fue guarda de CUTCSA, dirigente sindical de base y a su vez siempre estuvo al lado del micrófono, en contacto con la gente. Entonces, para mí, además de comunicadores, tanto “Tito” como Daniel son grandes periodistas.

En función de eso es que hoy les realizamos este homenaje, no tanto por el fenómeno sino por la esencia que el fenómeno encarna: sus condiciones espirituales, sociológicas, su alma de luchadores, que no sólo inspira a los contemporáneos sino que constituye una lección para el futuro.

Los invitamos a compartir la firma del libro de homenajes y a brindar luego con los amigos, con los compañeros, con los hermanos.

 

SEÑOR STEINFELD.- Muchas gracias.

 

SEÑOR D’ANGIOLILLO.- Muchas gracias.

 

SEÑOR PRESIDENTE (Mendiondo).- Quiero dejar una constancia en actas.

“Tito” Dangiolillo se refirió al maestro Espínola Gómez. Espínola Gómez fue funcionario de ANCAP. Nació en Solís de Mataojo, y quedó huérfano siendo muy chico, o sea que desde muy niño quedó sólo con su padre. Tenía más pinta de domador, de ordeñador de vacas, que de dibujante y de artista plástico. Sin embargo, se transformó en una de las figuras más notables del arte nacional. Con él yo mantuve una amistad hasta el día de su muerte. Vivía en una pieza del viejo Hotel Cervantes, el cual ahora, producto de la política de la Intendencia de Montevideo, será reconstruido por una cadena de hoteles argentinos y volverá a ser el antiguo Hotel Cervantes al servicio de la comunidad. Allí vivió y murió Espínola Gómez.

Fue un extraordinario pintor de línea abstracta. Desde ese punto de vista, fue un revolucionario de la pintura nacional porque reflejó una nueva forma de arte chocando con formas convencionales de la pintura y de la plástica nacional. Supo interpretar corrientes internacionales y, a la vez, supo crear símbolos que siguen perennes hasta el día de hoy como una manifestación de fuerza, de maestría, como es el símbolo del nudo de cuerda que tiene como logo el PIT‑CNT, logo que hizo para la CNT en la década del ‘60.

            Muchas gracias.

 

(Es la hora 18:02)